Diario Primera Hora
Radio Online

FEDERICO KAMERICHS DESTACO SU TRAYECTORIA EN EL BASQUET

El destacado basquetbolista goyano “El Yacaré” Kammerichs, dejo sus apreciaciones sobre el recorrido de su vida deportiva.

A los 17 años emprendí mi viaje desde Goya, siempre jugué en Unión, una pequeña temporada en Juventud Unida, después en Ferro Carril Oeste, en la Liga Nacional, tres años y medio de competencia, de allí el salto a la Liga Española, jugué en 5 equipos, El Pamesa Valencia, Murcia, Óbrense entre otros durante 8 años, en el 2008 tomé la decisión de volver a la Argentina, me contrata el Club de Regatas de Corrientes, jugué durante tres temporadas y de allí una temporada en el Flamengo de Brasil, para retornar al Regatas, hasta el 2013 que fue el final de la temporada, para volver definitivamente a Goya y jugar en Juventud Unida en el Campeonato Argentino de Básquet, después con Unión toda la instancias Provincial, Argentino y en el federal cuando mi club ingreso al Federal, entendí que era el momento de dar el paso al costado, de dejar la práctica, las ganas no eran las mismas y uno entendía que era el momento para dejar la actividad.”

Consultado sobre los sueños deportivos, Federico sintetizo: “Veía un partido, pasaba muchas horas en el club, pasaba más tiempo en Unión que en mi casa, a los 16 años empecé a mentalizarme que podía hacer una profesión de esta pasión, el básquet, un entrenador fue el gran motivador, además mi tío Fernando Fornies, a través de el conseguí las pruebas en Ferro Carril Oeste y de allí todo lo contado:”

GENERACION DORADA
Sobre la pregunta de ser medalla olímpica y compartir con la denominada Generación Dorada el “Yaca” resalto: “Estar en los Juegos Olímpicos es fascinante, tuve la suerte de estar en dos, es lo máximo que se puede aspirar, en 2008 en Beijing la de Bronce, en Londres se nos escapó ante Rusia la medalla de bronce, la generación dorada estaba llegando a su final de temporada, fue doloroso, pero mira hacia atrás y es feliz con lo que hizo, con la profesión.”

“Con la mirada retrospectiva cobra dimensión, los jugadores con quien uno compartía tiempo de juego o con aquellos que enfrentaba, -recordó Kammerichs- era tipo humillante enfrentar a Lebrón James, con el paso del tiempo uno se ubica en ese momento que es especial.”

Hoy me dedico a la actividad comercial, estoy junto a mi padre, estoy junto a mi esposa, Bárbara, desde el 2007 decidió acompañarme dejo todo, en el 2008 unimos nuestras vidas y es un buen complemento en todo los que emprendemos.”

Y hoy disfruto de cada situación, el poder acompañar a mis hijos en sus actividades y agradecer a la ciudad por su generosidad, por el reconocimiento ese que se brinda diariamente en el contacto con el vecino: “Finalizo sosteniendo en la entrevista Federico Kammerichs.

0
0
0
s2smodern