Diario Primera Hora
Radio Online

continua la vigilia frente a la fabrica: A 21 días del anuncio de cierre de Massalin, nueva conciliación y presentación judicial

De día y de noche, los trabajadores junto con familiares siguen rezando en las puertas de la tabacalera. Hoy está prevista una nueva reunión entre los propietarios de la empresa y representantes gremiales. En paralelo, el Municipio acudirá mañana a la Justicia con una cautelar.

El pasado 21 de octubre,  más de 200 trabajadores de Massalin Particulares recibieron la mala noticia que se cerraría la fábrica en Goya y en consecuencia, prescindirían de sus servicios. Desde ese día, se iniciaron una serie de gestiones por las más diversas vías con un único objetivo: evitar que la empresa abandone la ciudad. Hasta ahora, mediante una conciliación obligatoria dictada por la Secretaría de Trabajo de la Nación, la planta continúa en actividad. La incertidumbre persiste, pero hoy habrá una nueva reunión entre la citada firma y los representantes de los trabajadores. En tanto, desde el Municipio adelantaron a El Litoral que en el transcurso de la semana presentarán una medida cautelar.
En las últimas semanas una escena se repite a las 7, a las 15 y las 21. Un grupo de empleados junto con familiares y amigos se unen en oración frente a la fábrica. Allí, instauraron un altar donde cada día rezan por las fuentes laborales.
Mientras que autoridades municipales, provinciales y municipales -al igual que representantes del SOT y Suetra- acuden a diferentes organismos y evalúan las más diversas alternativas para preservar los puestos de un gran número de familias goyanas.
En este contexto, hubo movilizaciones, reuniones y hasta presentaciones en la Corte Suprema. Precisamente, en esa instancia judicial está la causa iniciada por la Afip contra una de las tabacaleras que habría conseguido un amparo para no pagar un impuesto. Una cuestión no menor porque precisamente Massalin Particulares insiste en que se genera una competencia desleal que está afectando su rentabilidad. Y es esta, al menos según consignó en un comunicado, el motivo por el cual pretende cerrar su planta en Goya.
Argumento con el cual la firma insistió la semana pasada en la reunión conciliatoria que se desarrolló en Buenos Aires. En este sentido, señaló que aún persiste esa presunta competencia desleal, por lo que también mantendrá su postura de cerrar sus instalaciones en Goya.
A fin de poder seguir intentando arribar a una solución, esa reunión pasó a un nuevo cuarto intermedio hasta hoy. Pero, considerando que transcurren los días del periodo fijado para la conciliación obligatoria, en el Municipio ya están alistando una nueva presentación.
Según manifestó el intendente Ignacio Osella a El Litoral, en este caso se trataría de una cautelar ante la Justicia Federal.

0
0
0
s2smodern
powered by social2s