Radio Online
Diario Primera Hora
Radio Online

http://picasion.com/

ALVEAR, CORRIENTES: Joya arquitectónica de Corrientes amenazada por el deterioro

Un marcado deterioro por falta de mantenimiento expone el estado de vulnerabilidad en el que se encuentra una de las joyas arquitectónicas del Nordeste Argentino y que está en Corrientes: Villa Octavia. Se trata de un edificio chalet construido hace 108, en el centro de la ciudad de Alvear, declarado por ley Patrimonio Cultural e Histórico de la Provincia y que es administrado por el Estado Nacional desde fines de la década del 40 en el siglo pasado. La comunidad alvearense pide que abran sus puertas al pueblo.

Sólo la gestión que viene encarando el gobernador Gustavo Valdés, y el trabajo de articulación que se viene ejecutando entre Provincia Corrientes-Municipio de Alvear, podrán rescatar y poner en valor a una de las construcciones más destacadas de la región.
La comunidad alvearense pide que se abran las puertas de Villa Octavia al pueblo, que el notorio deterioro que sufre el imponente edificio mute en un ámbito propicio para su visita, actividades culturales, de encuentro fraternal entre los vecinos. Reclaman porque el edificio se casa de todos.
Desde hace más de 8 años que el intendente municipal alvearense, también durante su pasado rol como legislador provincial, Miguel Salvarredy gestiona la recuperación del chalet y su destino, como espacio público, a la función social consolidándose como escenario del desarrollo de programas de actividades culturales e institucionales.
La vivienda, de una superficie superior a los 1.874 metros cuadrados, está en un lugar privilegiado del pueblo. Se asienta en la intersección de las calles Carlos Pellegrino y San Martín; frente a la plaza principal 9 de Julio y a la sede de la Comisaría Departamental. La ubicación es privilegiada. Punto neurálgico alvearense.

 

Acuerdo de posesión
La búsqueda de que el lugar cumpla un servicio y función pública y social por parte del intendente Salvarredy fue sumando adhesiones. Primero institucional a través del Concejo Deliberante que le dio acompañamiento a través de la sanción de la ordenanza en 2012 a través de la cual el Municipio declaró de Interés la preservación, conservación y acrecentamiento del patrimonio histórico de la ciudad manifestado en bienes inmuebles, emplazados en el casco céntrico.
Luego referentes de la comunidad alvearense se fueron expresando a favor de este proyecto. La gestión tuvo eco en la Legislatura correntina a través de la sanción de la ley 6.381 que declara a Villa Octavia Patrimonio Cultural e Histórico de la Provincia.
Y también el Poder Ejecutivo de Corrientes, mediante el gobernador Valdés, avanzó en acuerdos con el Gobierno Nacional para el traspaso de posesión del inmueble.
Pese a esta gestión, Nación demora y todavía no define el traspaso del chalet a manos de la Provincia de Corrientes. El lugar está a cargo de la Prefectura Naval Argentina; hasta la pasada década del 90 allí residían los destinados jefes de la Subprefectura de Alvear.

 

Amor y expropiación encubierta         
En 1911 el entonces vecino alvearense Justo Pastor Barberán propietario del terreno resolvió la construcción del chalet y encomendó el inicio de las obras.
Barberán le bautizó al inmueble como Villa Octavia, en homenaje a su esposa, Octavia Sussini. El matrimonio tuvo dos hijos: Justo y Elsa.
En 1948 el Estado Nacional le compró la propiedad a un bajo precio, en un polémico traspaso; testimonios de la época sindican que este negocio fue extorsivo y bajo amenaza de expropiación por parte de la administración federal. El 20 de febrero de aquel año se concretó la venta a 115.000 pesos moneda nacional.
A partir de allí, primero, fue utilizada la vivienda para la residencia de los jefes de la dependencia local de Gendarmería Nacional, y luego, de la Prefectura Naval, que en Alvear tiene una Subprefectura.

 

Fuente de cultura
El Gobierno Provincial apuntala el objetivo trazado por el Municipio y la comunidad de Alvear, que es el de rescatar tan importante lugar –actualmente cerrado y deteriorado- para abrir las puertas a los vecinos, al desarrollo de actividades artísticas y promover una mejor ciudadanía.
El proyecto es que se ejecuten distintos programas de estímulo literario, musical, pictórico, dibujantes, de artesanos, actos alusivos a fechas patrias y de la ciudad, también como museo, entre tantas otras actividades que sirvan para que los alvearenses de apropien del lugar y tengan un espacio físico para el crecimiento espiritual.

 

Chalet pintoresquita
Esta construcción le da cuerpo al conjunto de edificios valiosos que tiene la ciudad de Alvear. Es una chalet pintoresquita, escuela arquitectónica europea; su construcción se asimila a los modelos de este tipo de viviendas de los pueblos de la Costa Atlántica.
Está en línea con los prototipos y diseños del reconocido estilo arquitectónico europeo.
“Sería un eclecticismo pintoresquista”, señala el arquitecto Abel Ambrosetti, especialista en Planificación Urbana y Territorial, Universidad Nacional del Nordeste (UNNE) y Universidad Politécnica de Catalunia (UPC).
“Utilizando este estilo, en Corrientes la construyeron la burguesía de principio de siglo, en realidad hasta 1940 aproximadamente. Hay ejemplos en toda la provincia. El caso de la villa Octavia es de muy buena factura y tiene influencias centro europea y francesa entre otras”, añade Ambrosetti.

 

Balcones de invierno y de verano
Tiene, en su interior, un lugar principal, que es el vestíbulo y comedor; se advierte que está pintado con delicadeza en el cielorraso muy valioso.
El edificio es de dos plantas; rodeado de un jardín y separado de las calles por una pared mediana con rejas artesanales. En la casa hay habitaciones, baños, living, escritorio y recibidor. Tiene una escalera de peldaños de mármol blanco de Carrara que se eleva y completa la estructura culminando con un gran living con salidas a los balcones.
Las dos plantas son idénticas, fueron diseñadas para usar cada piso según las estaciones del año. Uno de los balcones es referenciado como de invierno, porque allí se puede disfrutar de la calidez del sol en el frío; y el otro, de verano, ya que se puede refugiar en él de las altas temperaturas en el período estival.
El estilo que se levanta en Alvear, Corrientes, a través de Villa Octavia, se puede reconocer en edificios en los barrios de Flores, Caballito y Belgrano en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. En Morón, Olivos, San Isidro, Tigre: Ranelagh, Hurlingham, Fisherton, Longchamps y la Costa Atlántica, en la provincia de Buenos Aires.
Recaló oficialmente con gran éxito en San Carlos de Bariloche debido a la gran maestría para la adaptación regional de sus diseñadores. Y en regiones del centro del país como el Valle de Calamuchita en Córdoba.
“Pensar en Villa Octavia, abierta sus majestuosas puertas para que la comunidad y los visitantes puedan apreciar su construcción y aprovechar los espacios como centro cultural y de aprendizaje, le brindara a Alvear una preponderancia cultural y un salto de calidad”, dice la profesora de Historia en el Instituto de Formación Docente local, Marina Cuña.
“Me imagino la cantidad de cosas que se podrían hacer, no sólo museo, exposiciones, charlas, conferencias, todo eso en el corazón del pueblo y enmarcada en una construcción que es el eje de todo el patrimonio arquitectónico que hay en esta ciudad”, agrega la historiadora.
“Es un palacete, de construcción idéntica a los que se encuentran en Buenos Aires, símbolo de un periodo de grandiosidad de la Argentina. Sin duda Villa Octavia es un símbolo de Alvear, no hay quien la observe aunque sea de afuera y se quede asombrado”, añade Cuña.

0
0
0
s2smodern
powered by social2s