Radio Online
Diario Primera Hora
Radio Online
http://picasion.com/

DANIEL ORTIZ VIAJA JUNTO CON SU HIJO Y SU SOBRINO: A sus 71 años, pedaleando desde Buenos Aires a Mercedes, revalida su devoción al Gauchito

Al igual que en el 2005 y el 2010, por estas horas el mercedeño radicado en la localidad bonaerense homónima reedita una travesía en bicicleta. Esta vez tiene compañeros de ruta, con quienes participará de los tributos centrales a Antonio Mamerto Gil Núñez. Décadas atrás, Daniel Ortíz junto con su familia tuvo que emigrar de Mercedes (Corrientes). Ahora, sus días transcurren en la comuna bonaerense que tiene el mismo nombre que su terruño. Y precisamente desde allí, el viernes partió en bicicleta hacia el Paiubre. Por estas horas, a sus 71 años, pedalea en compañía de su hijo Daniel y su sobrino Lihue Arribillaga para ratificar su devoción al Gauchito Gil.
En el 2005 fue la primera vez que Ortíz decidió venir en bicicleta hasta el predio donde se erige el santuario en honor a Antonio Mamerto Gil Núñez. Cumpliría así una promesa que le había hecho. “Esa vez iba a viajar con mi hijo, pero antes de que saliéramos lo llamaron para que comenzara a trabajar”, recordó en diálogo con El Litoral. Pero viajar solo no afectó sus planes, es que uno de sus pedidos al Gauchito era precisamente esa fuente laboral.
Por ello, en suelo mercedeño,  colocó una placa  en honor al Gauchito.
Esa travesía de más de 700 kilómetros la volvió a reeditar en el 2010. Aunque esta vez, durante todo el trayecto contó con el apoyo de una de sus hijas, Mariana, quien junto con su esposo y su hijo vinieron en auto hasta Mercedes.
Meses atrás, Ortíz comenzó a entrenar otra vez para peregrinar en bicicleta hasta el predio del Gauchito que está emplazado a la vera de la Ruta 123. Así, a sus 71 años, tras prepararse físicamente y con una devoción que aumentó con el paso de los años, el último viernes a las 4 de la madrugada salió de su casa en Mercedes (Buenos Aires). Pero esta vez pedalean junto con él, su hijo Daniel (35) y su sobrino Lihue Arribillaga.
Tras su primera jornada en la ruta, durmieron en Gualeguaychú (Entre Ríos) y ayer temprano retomaron su recorrido.
“Ahora se detuvieron a almorzar en Colón (Santa Fe)”, contó a El Litoral Amelia Medina, que está pendiente de su esposo y su hijo que esperan llegar mañana al Paiubre.
Antes de reanudar la travesía, Daniel (h) en diálogo con este diario comentó que “estamos yendo a buen ritmo pese a que ahora tenemos viento en contra. Pero eso no importa, la fe mueve montañas y creo que una muestra de ello es mi papá que con 71 años está pedaleando por tantos kilómetros”.
“Cada uno lleva una mochila con elementos esenciales nomás”, afirmó. Al mismo tiempo comentó que la “indumentaria deportiva y los cascos que tenemos puestos nos otorgó el Municipio de Mercedes liderado por Juan Ignacio Ustarroz”.
Estiman que la última parada que harán previo a su arribo al santuario del Gauchito, será en la noche del domingo en Curuzú Cuatiá.
El lunes antes del mediodía estarían llegando a Mercedes, donde serían recibidos por las autoridades municipales. Y se sumarán así a los numerosos devotos de distintas lugares que cada 8 de enero se congregan para rendir tributo al Gauchito Gil.

0
0
0
s2smodern
powered by social2s